Arkhos.com.ar

El weblog de Gabriel

Masada y la Primera Guerra Judeo-Romana

con 7 comentarios

Masada

Masada vista desde su parte más inaccesible

Masada es una pequeña montaña amesatada de unos 450 metros de altura. Tiene unos 600 metros de largo por 300 metros de ancho formando un rombo que ocupa unas 9 hectáreas. Queda en lo que hoy es Israel y esta a unos 5 kilómetros de la costa sudoccidental del Mar Muerto. El lugar es árido, un semidesierto en el cual es complicado sobrevivir.

Básicamente este pedazo de roca fea y seca, que data del Cretácico superior, no tendría importancia alguna para nadie y, decididamente, no se justificaría su inclusión como patrimonio de la humanidad de la UNESCO, sino fuera porque pasaron cosas interesantes allí.

Para esto tenemos que retroceder casi dos mil años en el pasado, cuando Roma era el imperio de occidente y medio oriente y donde sus fuerzas simplemente eran tan arrolladoras que, básicamente, arrollaban a cualquiera que se les cruzaba mirándolos raro.

En esa época, Roma, como todo imperio que se precie de serlo, tenía muchos revoltosos que solían poner en entredicho su autoridad. La característica común de los pueblos que se ponían en rebeldía solía ser: un sensación de no pertenecía al pueblo romano, y la manía de los administradores romanos de la zona en cuestión, de cometer abusos que justificaran esa sensación.

Todo comenzó en el año 66 después de Cristo, cuando en la ciudad de Cesarea se expulso a todos los judíos luego de que unos disturbios alarmaran al procurador que vivía ahí. Cesarea tenía la particularidad de ser el centro administrativo romano de Judea. Y Judea tenia la particularidad de estar llena de judíos. Obviamente a los judíos de Judea no le gusto la acción.

Judea

Judea - Click para ampliar

Cuando la noticia llego a Jerusalén fue con un agregado. El procurador no solo había expulsado a los judíos de Cesarea sino que, además, tenía pensado entrar en el Templo sagrado de Jerusalén (ya de por si un sacrilegio) y robar el tesoro allí depositado. Los zelotes, que eran uno los sectores más fanatizado del pueblo judío, vio en esta una oportunidad para remover el avispero y lograr el apoyo del pueblo contra los ocupadores romanos.

Haciendo caso omiso de las advertencias del rey Herodes Agripa II sobre la ira romana, tomaron el Templo de Jerusalén y expulsaron a la guarnición romana que estaba asentada en la ciudad. Los administradores romanos de esa época eran muy parecidos a los actuales, solían no estar capacitados para su cargo por lo que la primera acción romana fue enviar una legión mal preparada a enfrentar a una orda de fanáticos.

La legión fue rápida y raudamente a la ciudad para poner en orden romano todo lo que allí acontecía. Cuando finalmente llegaron dijeron: vinimos, vimos, volvamos y salieron tan raudamente como habían venido. Estaban en plena retirada, y sin intención de pelear, pero, las envalentonadas fuerzas judías los hostigaron hasta que los obligaron a presentar batalla. El desenlace fue favorable a los judíos y dio pie a que el pueblo de Judea sienta Dios estaba con ellos.

Esto dio nuevos aires a los zelotes y empezaron a matar romanos (o judíos partidarios de los romanos). Lo romanos, imprudentes, se armaron y mataron judíos. Y los judíos, que eran más en esas tierras, mataron más romanos. El problema fue escalando y, como los claros ganadores por el momento eran los judíos, se convencieron de la participación de Dios a favor de ellos, por lo que todos los sectores que tímidamente habían apoyado la rebelión al principio pasaron a ser fervientes partidarios de la expulsión romana. O sea, se armo la rosca grande.

Masada y los sicarios

Acceso a Masada

Acceso a Masada

Hoy en día todos sabemos que es un sicario: un asesino a sueldo enviado a matar a una persona en particular. Pero el origen de esta palabra se remonta a la época en que transcurren los eventos que narramos. Los Sicarii (plural latino de sicarius que traducido sería: “que usa de daga”) eran el grupo más radical que se había separado de los zelotes (algo así como los más fanáticos de un grupo de por sí ya muy fanático) que no dudaban en asesinar a todo aquel (judío o romano) que pudiese considerarse como colaborador de los invasores o contrario a su ideología.

Este grupo de fanáticos entre fanáticos tomó, en mismo año del inicio de la revolución, a Masada. Esta era una fortaleza prácticamente inaccesible y que estaba custodiada por una cohorte de la Legio III Gallica (eran unos 800 hombres en condiciones de pelear). Accedieron, según se cuenta, mediante engaños y traiciones.

Una vez pasada a cuchillo toda alma romana se encontraron con que la fortaleza tenía todo tipo de víveres, agua (con sistemas para 750 mil litros) y armamento. Como cuenta Flavio Josefo, cronista de la época la fortaleza la encontraron:

  • “lleno de toda clase de hortalizas, para que si alguna vez en algún tiempo por defuera sucediese alguna hambre o necesidad, no la sintiesen los que se hubieran recogido a vivir en este castillo”
  • “Hallóse también aquí gran muchedumbre de toda manera de armas encerradas por el rey, las cuales bastaban para armar más de diez mil hombres: había mucho hierro sin labrar, mucho plomo y mucho cobre, de tal manera, que si lo vieras, dijeras ciertamente haber sido hecho este aparejo con grandes causas”
  • “dentro de él había mucho trigo guardado, que pudiese bastar para mucho tiempo: había también mucho vino y mucho aceite, y además de esto frutas y todas maneras de legumbres y muchos dátiles.”

En definitiva, se hicieron con una fortaleza rellena de alimento, completamente armada y fortificada. Con suficiente armamento para montar un ejército. Además, con esto, los sicarios tenían ahora en su poder un centro importante de abastecimiento y un punto desde donde podrían llevar adelante todo tipo de incursiones de la, hasta ahora, muy exitosa revuelta judía.

Roma reacciona

Vespasiano

Vespasiano

Roma no se caracterizaba por tener muchos administradores eficientes (aunque algunos había). Estos puestos eran dados a amigos del poder y estos no tenían más intención que exprimir la zona donde eran asignados. Además solía darse la combinación de “sedientos de poder y dinero” con “falta de escrúpulos y marcada ineptitud” lo que llevan a todo tipo de problemas. Vamos, casi como ahora.

Cuando las cosas se iban de su cauce tenían a algunos militares que solían ser experimentados generales de amplia carrera. Su fama o nombramiento era, sobre todo, por merito, lo que hacía una clara diferencia con los administrativos de más alto rango.

La cuestión es que Judea estaba dando problemas y el dinero que tenía que fluir de allí no salía por esta cuestión. Para colmo los judíos habían armado su propio gobierno y habían tomado varias ciudades. Nerón, emperador romano en esa época, ordeno al general Tito Flavio Vespasiano que pusiera en marcha sus fuerzas y eliminara la resistencia.

Vespasiano era todo lo que Roma podía necesitar para esta situación. Reunió las legiones V, X, XII y XV en el norte de Judea y comenzó un descenso al sur eliminando toda resistencia a su paso. Para el año 68 tenia pacificado el norte de la provincia y las fuerzas de los zelotes que habían sido derrotadas huyeron a Jerusalén.

Uno de los derrotados por Vespasiano en esos primero años fue un sacerdote judío que, luego de la revuelta, había quedado a cargo de la fortaleza Jotapata. Este había resistido durante 6 semanas las fuerzas romanas hasta que finalmente fue vencido y capturado. Su nombre fue Josefo y luego de la resistencia fue un protegido de Vespasiano. Gracias a él y los libros que escribió tenemos una clara idea de la época y sucesos de esos años.

Cae Jerusalén

Destruccion de Jerusalen

Destruccion de Jerusalen

En el año 66 Nerón mando a suicidarse al exitoso y eficiente general romano Corbulo por miedo a su popularidad. Esto trajo dos consecuencias indeseadas: La primera fue que los generales romanos se dieron cuenta que, con este emperador, siendo exitosos podían ser asesinados por su emperador… y siendo un fracaso también; y una segunda es que se revelaron en armas para evitar la primer consecuencia.

Se sucedieron 4 emperadores en un solo año y la secuencia se puede resumir en lo siguiente:

  1. Nerón se ve en aprietos importantes y se manda a suicidar (le pide a un criado que lo mate digamos)
  2. Aparece Galba como emperador (gracias al ejercito).
  3. A Galba lo mata Oton y se proclama emperador (gracias al ejercito).
  4. A Oton lo mata Vitelio y se proclama emperador (gracias al ejercito).
  5. A Vitelio lo mata Vespasiano y se proclama emperador (gracias al ejercito).

El tema es que esta vorágine de cambios imperiales pone en segundo plano la revuelta de Judea y obliga a Vespasiano, que debe partir a hacerse cargo del imperio, a delegar el comando de su ejército en su segundo: Tito Flavio Sabino Vespasiano. Que, oh casualidad, además de ser obviamente su hijo, era también eficiente y exitoso.

El asunto es que, para volver a donde nos interesa, este nuevo Vespasiano (más conocido como Tito) pone finalmente sitio a Jerusalén. Luego de una prolongada espera, en el año 70, logra entrar a la ciudad y destruir toda resistencia. En el proceso es destruido el segundo Templo de Jerusalén, son muertos alrededor de un millón de habitantes y unos cien mil son vendidos como esclavos. La derrota de la revuelta es absoluta.

Sitio y destrucción de Masada.

Tito parte a Roma en el año 71 después de Cristo. en el año 72 Lucio Flavio Silva marchó hacia Masada dispuesto a derrotar el, ahora, único punto fuerte de la otrora exitosa rebelión.

Como el asalto a la fortaleza no era una opción (basta ver una foto para darse cuenta de que no podían hacer mucho de esa forma) decide realizar un sitio prolongado. Para esto dispone de la Legio X Fretensis y cuatro cohortes auxiliares (unos quince mil hombres) que son puestas en ocho diferentes campamentos que rodean la fortaleza, dos principales y 6 mucho menores, cada uno con una finalidad específica para el asedio y en todos los casos, ante la escases de madera, son construidos sobre todo de piedra.

Complementariamente se construye una muralla de piedra de tres metros de altura que rodea la montaña, además se agregan 14 torres separadas entre 75 y 100 metros. por lo que se tiene, en total, un muro de 3700 metros de muralla rodeando una inexpugnable montaña con una fortaleza arriba y con 8 campamentos abajo que la atosigan.

Pronto los romanos se dan cuenta de que los sicarios no piensan rendirse por lo que dejan de pensar en un cerco para evitar que huyan y se concentran en la forma de entrar en la fortaleza. Para eso deciden la construcción de una rampa que los llevaría de la parte más alta desde donde podían comenzar hasta la base de la muralla de la fortaleza. En total eran unos 150 metros de altura que había que rellenar.

Masada

Masada

Los romanos, con lo metódicos que eran para algunas cosas, terminaron la rampa, prepararon el terreno para levantar pesadas maquinas de asedio que les permitieran sobrepasar la muralla por arriba y luego de todo esto se prepararon para entrar a la fortaleza donde un millar hombres, mujeres y niños resistían tozudamente.

Se realizo un asalto durante el día el donde los sicarios lograron mantener a raya a los romanos hasta que un incendio, provocado por los romanos, destruyo un segundo muro improvisado. Cuando todo estaba listo para el asalto final se decidió dejar el ataque para el día siguiente.

Los sicarios, sintiendo de que Dios los había abandonado (nada de hacerse cargo de las malas elección) decidieron que, antes de entregarse a los romanos para terminar como esclavos, preferían morir.

Todos los sicarios asesinaron a sus familias y los quemaron junto a todo objeto de valor que tuvieran. Luego se eligieron 10 hombres que dieron muerte al resto. De esos se selecciono a uno que mato a los 9 que quedaban, quemo las instalaciones y se suicido.

Cuando al día siguiente los romanos irrumpieron en la fortaleza encontraron solo siete supervivientes (dos ancianas y 5 niños) que se habían escondido en una de las cisternas. Ellos fueron los que contaron estos sucesos al general romano.

Hoy en día, gracias a las condiciones del desierto, muchas evidencias de lo sucedido sobreviven, todavía se ve la rampa, restos de los palacios y restos de madera carbonizada.

Luego de esta revuelta Judea perdió los últimos resabios de libertad que poseía (era algo así como un reino vasallo) y se convierto en provincia romana de hecho. Se produjo una precarización de la vida de los judíos y propicio una nueva emigración hacia otras tierras. Los elementos nacionalistas judíos darían problemas recién en el 135 después de Cristo para ser eliminados, esta vez definitivamente, por el emperador Adriano.

Tags: , , , ,

Written by Gabriel

febrero 18th, 2010 at 2:07 pm

Posted in Historia

Tagged with , , , ,

7 Responses to 'Masada y la Primera Guerra Judeo-Romana'

Subscribe to comments with RSS or TrackBack to 'Masada y la Primera Guerra Judeo-Romana'.

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Masada vista desde su parte más inaccesible Masada es una pequeña montaña amesatada de unos 450 metros de altura. Tiene unos 600 metros de largo por 300 metros de ancho formando un rombo que ocupa unas 9 hectáreas. Queda en l…..

    Bitacoras.com

    18 feb 10 at 2:08 pm

  2. Hey loco, te mandaste un flor de post. Hay muchos datos que no conocía de esa historia, que siempre me pareció interesante.
    Gracias por tomarte el laburo, voy seguir con los pedidos :)

    Guty

    18 feb 10 at 5:42 pm

  3. Vos pedi, si esta bueno el tema seguyro que me prendo…
    Tengo todavia pendiente el de las reformas de Mario que tambien me dijeron de postear… :P

    Gabriel

    18 feb 10 at 5:57 pm

  4. Excelente pagina para nombrarla en clases de historia.

    francisco

    11 feb 12 at 3:22 pm

  5. ME alegro :D

    Gabriel

    13 feb 12 at 6:33 pm

  6. Interesante artículo! Recientemente estube en la cima de esa fortaleza, y efectivamente existen varias cosas de las que mencionas. Para la mentalidad del pueblo Judio en la actualidad ese lugar es simbolo de orgullo nacional. Muchas postales que se venden ahi rezan de esata manera: “Masada, nunca mas volverá a caer” Por cierto nos dijeron que ese lugar lo usan las fuerzas armadas de Israel para preparacion de sus cadetes.

    Pastor Aviles

    10 jul 12 at 6:06 pm

  7. Y si, es todo un símbolo del “imperialismo” conquistador.

    Gracias por el aporte! :D

    Gabriel

    11 jul 12 at 5:02 pm

Leave a Reply

Page optimized by WP Minify WordPress Plugin