Brontosaurio, el dinosaurio que no existe.


Yo la verdad recién me desayuno con el tema gracias a esta nota. Créanlo o no nunca me puse a investigar si existía o no y, a falta de una noticia reveldora que cruce mi vida, o alguien que me diga: “el Brontosaurio no existe”, nunca caí en la cuenta de que nadie jamás descubría Brontosaurios. Claro, ahora sabiendo, la falta de descubrimientos era porque no existían. :D

Brontosaurus

Igualmente todo surge de que en algún momento si existieron… o más o menos. Para fines del siglo diecinueve estaba muy de moda en todo el ambiente científico todo lo referente al replanteo de las estructuras básicas sobre las que se asentaba la antropología y la arqueología (y casi toda ciencia para ser sinceros) y había poca gente capacitada para poder replantear estas cuestiones con relativa seriedad por lo que los protagonistas solían terminar en abiertas competencias por ver quien descubría algo nuevo o “revolucionario” (o sea quien la tenía más larga).

La competencia sana era seguida por la envidia no sana y todo podía terminar en grandes fraudes, como por ejemplo el hombre de Piltdown que tardo 45 años en ser descubierto. Un fraude que se armo con el fin de entrar en la historia.

En el caso del Brontosaurio sucedió que la competencia era entre Edward Dinker Cope y Othniel Charles Marsh, dos norteamericanos que llevaban la delantera en cuanto a descubrimientos de fósiles, y cuya carrera descubridora fue tan conocida que termino llamándose “La Guerra de los Huesos”. Cada contrincante se esforzaba tanto por descubrir nuevas especies como por destruir la reputación del otro.

El “suceso Brontosaurio” comenzó a gestarse cuando Marsh encontró un cuerpo bastante completo de un dinosaurio de enormes características. Este era similar al que Cope había descubierto poco tiempo atrás (lo que le había dado mucha publicidad) y al que había llamado Apatosaurus. Lo que faltaba era la cabeza, por lo que recorrió bastante hasta a dar con una a seis kilómetros del yacimiento original. Marsh al parecer no dudo de que se trataba del mismo espécimen y le puso la cabeza al esqueleto… el resultado fue el Brontosaurio.

Pocos años después se encontró que el Brontosaurio en realidad era un Apatosaurus con la cabeza de un Camarasaurus y se decidió que el nombre de la especia sería Apatosaurus, dejando al Brontosaurio (Brontosaurus) como sinónimo. En el año 1974, finalmente se quito el nombre Brontosaurus como denominador de la especie, pero quedo en el colectivo imaginario como el sinónimo de dinosaurio gigante.

Tags: , , , ,

, , , ,

  1. #1 by Guillermo Quijano on marzo 18, 2010 - 11:24 am

    Jeje, lindo post.
    Según tenía entendido hubo varios casos así. Creo que también habían encontrado un “Albertasaurio” adolescente y lo habían bautizado como una especie aparte, hasta que alguien se dio cuenta.
    Un saludo!

    • #2 by Gabriel on marzo 18, 2010 - 12:47 pm

      si, cada tanto “descubrian” cosas… no se que se le cruzaba por la cabeza… en algun momento se terminaba sabiendo la estafa

  2. #3 by aleja on mayo 25, 2010 - 4:33 pm

    Igualmente todo surge de que en algún momento si existieron… o más o menos. Para fines del siglo diecinueve estaba muy de moda en todo el ambiente científico todo lo referente al replanteo de las estructuras básicas sobre las que se asentaba la antropología y la arqueología (y casi toda ciencia para ser sinceros) y había poca gente capacitada para poder replantear estas cuestiones con relativa seriedad por lo que los protagonistas solían terminar en abiertas competencias por ver quien descubría algo nuevo o “revolucionario” (o sea quien la tenía más larga).

    La competencia sana era seguida por la envidia o sana y todo podía terminan en grandes fraudes, como por ejemplo el hombre de Piltdown que tardo 45 años en ser descubierto. Un fraude que se armo con el fin de entrar en la historia.

    En el caso del Brontosaurio sucedió que la competencia era entre Edward Dinker Cope y Othniel Charles Marsh, dos norteamericanos que llevaban la delantera en cuanto a descubrimientos de fósiles, y cuya carrera descubridora fue tan conocida que termino llamándose “La Guerra de los Huesos”. Cada contrincante se esforzaba tanto por descubrir nuevas especies como por destruir la reputación del otro.

    El “suceso Brontosaurio” comenzó a gestarse cuando Marsh encontró un cuerpo bastante completo de un dinosaurio de enormes características. Este era similar al que Cope había descubierto poco tiempo atrás (lo que le había dado mucha publicidad) y al que había llamado Apatosaurus. Lo que faltaba era la cabeza, por lo que recorrió bastante hasta a dar con una a seis kilómetros del yacimiento original. Marsh al parecer no dudo de que se trataba del mismo espécimen y le puso la cabeza al esqueleto… el resultado fue el Brontosaurio.

    Pocos años después se encontró que el Brontosaurio en realidad era un Apatosaurus con la cabeza de un Camarasaurus y se decidió que el nombre de la especia sería Apatosaurus, dejando al Brontosaurio (Brontosaurus) como sinónimo. En el año 1974, finalmente se quito el nombre Brontosaurus como denominador de la especie, pero quedo en el colectivo imaginario como el sinónimo

    • #4 by Gabriel on mayo 27, 2010 - 9:49 am

      gracias por el aporte! :D

      • #5 by soy Lucero on junio 16, 2010 - 4:30 pm

        ola nene estas guapisisisisisimo

  3. #6 by shelssi on mayo 12, 2011 - 7:26 pm

    esta muy vien VIIIIIIIIIIIIIE Quete la passes vien IDOLO

  4. #7 by AIXA YERAY MARQUEZ DAUTT on noviembre 8, 2011 - 12:08 am

    JAJAJAJA K LOCA ESTA PAGINA!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

  5. #8 by tatis on mayo 16, 2012 - 7:21 pm

    feo gas imundo de imundicia gassssssssssssssssssssss

(No será publicado)