Quinta Central nuclear en Río Negro

Ayer se publicó la noticia de que la quinta central nuclear argentina, denominada genéricamente como “Atucha IV”, estaría emplazada en la Provincia de Rio Negro y que la construcción de la misma se comenzaría a principios del año 2020.

Mi reacción, claramente, fue de alegría. Me parece una excelente oportunidad para la provincia y sé que redundara en innumerables beneficios para la región en general y en especial para localidad que la tenga cerca. Pero la reacción, que yo esperaba, de varios opinadores fue totalmente negativa.

En todas los casos las “razones” para no estar de acuerdo con la instalación – que por otra parte, dada la cantidad de años que falta para la construcción, es poco más que un anuncio político – son basadas en la falta de conocimiento. Desde la premisa de que “está dejando de usarse” hasta la que “contamina” están basadas en miedos muy publicitados y de escasa probabilidad de ocurrencia.

Ahí salta el tema: “O se a que puede ocurrir!”. Y sí, pueden ocurrir. También hay probabilidades de que caiga un inmenso meteorito que elimine la vida en la tierra, o que un avión caiga en al patio de tu casa, o que un rayo te caiga en la cabeza, o que te resbales en la bañadera y te partas la cabeza. Pero cada caso tiene probabilidades y la de la industria nuclear es muy baja probabilidad.

Es mentira que se está dejando de usar ya que es una forma de energía confiable y de muy baja contaminación. Existen proyectos en todo el mundo para seguir construyendo centrales nucleares donde podemos incluir 20 chinas, 4 norteamericanas, 7 rusas, 2 japonesas. Y podemos seguir por un buen rato. La industria nuclear probó ser más segura, mas barata y más eficiente que la mayoría de sus alternativas.

El caso de Alemania es falso. Este país Europeo no dejó – tiene 9 centrales en funcionamiento -, ni va a dejar, de usar energía producida por centrales nucleares. Ya no las construirá en su territorio (al menos por ahora), pero compra energía a Francia que tiene 58 centrales en funcionamiento (y una en construcción).

Lo principal que debemos entender es que estamos destruyendo el planeta, y mucho tiene que ver la forma en que producimos energía. El uso de combustibles fósiles es un arma que está eliminando glaciares, ecosistemas, especies y que, si no cambiamos pronto, nos eliminará a nosotros. Nuestro planeta necesita que produzcamos energía sin el uso de estos combustibles, el cambio se debe dar en el cortísimo plazo, y la energía nuclear es una de las más viables (además de una de las más baratas).

¿Eso descarta las otras energías como la eólica o la solar? Nunca! Pero las energías renovables “estrella” son renovables, es cierto, pero son contaminantes, tanto o más que la nuclear, sobre todo en el impacto ambiental. El esquema ideal es tener una matriz diversificada que incluya una diversa forma de generar energía en detrimento de las energías que queman combustible cuyo descarte va a parar a la atmosfera.

Tener esta central en la provincia traerá, no solo trabajo a la gente que participe en la construcción generando una nueva dinámica económica, sino que el simple hecho de operarla requiere de personal altamente capacitado que además participará en diferentes espacios de la región, algunos optaran ser profesores, maestros, abrirán sus propios comercios. Derramarán conocimiento (algo, que al contrario del dinero, si se derrama).

¿Y los residuos? Ahh ese famoso tema! ¿Alguna vez, alguno de los “desastres” que enumeran como “prueba” de los problemas nucleares incluye a los residuos? No. ¿Saben por qué? Primero porque los residuos no existen, se llaman combustibles quemados y son totalmente reciclados. Al quemar las barras de uranio se generan una serie de subproductos que, por estar perfectamente contenidos, son tratados para ser o bien reutilizados en otra central, o ser utilizados en otras industrias. Y segundo porque, como mencioné, están perfectamente contenidos, controlados, enumerados y protegidos.

En definitiva, no veo una sola contra a tener una central en la provincia.

Quinta Central nuclear en Río Negro

Improvisar

improvisar: tr. Hacer [una cosa] de pronto, sin estudio ni preparación alguna.

Hay veces que se acepta porque se hace con criterio y experiencia para resolver una emergencia (en definitiva se hacen las cosas sin mucho estudio pero si con preparación).

y otras que es injustificable.

Es lo último lo que me engrana.

Improvisar

¿Y si conquistamos América hace 100 mil años?

Quizás alguno leyó, como al pasar, la noticia de un descubrimiento que retrasaba en más de 100 mil años la llegada de los homínidos a América. Sé que muchos de lo que lo leyeron no le dieron importancia y, es lógico, no les modifica en nada saber si llegaron hace 15 mil o hace 130 mil como ahora afirma una serie de estudios en un yacimiento arqueológico.

Pero a ver. Démosle la real dimensión de lo hallado.

Hasta ahora, y desde hace un buen tiempo, existen numerosas evidencias de que el humano moderno llego a América mediante el estrecho de Bering (hoy inundado, pero en ese momento transitable de Asia a América). Ese traspaso se sitúa, año más año menos, hace 15 mil años. Toda nuestra historia actual se basa en asumir que esto fue lo que pasó y las evidencias para sostenerlo son grandes.

Existen algunas teorías de diversa credibilidad que también existieron migraciones desde el mar a las costas americanas del pacifico, provenientes en general de Oceanía. Estas teorías, que pueden llegar a comprobarse sitúan la “conquista” en, más o menos, la misma época.

No existe evidencia de homínido alguno previa a la época que les mencione. No hay restos, huesos, herramientas… nada. No hay nada de hace 20 mil años, ni hace 30, ni de hace 40 mil años atrás. NADA, ni un poco. NADA.

Ahora, mediante un estudio de decaimiento nuclear del Uranio-Torio, le pusieron una nueva fecha a un yacimiento encontrado en el año 1992. Ese estudio dio que lo encontrado, consistente en herramientas y huesos de animales, tiene 130 mil años de antigüedad.

Esto, para los arqueólogos e historiadores, es como que vengan a decirles que, en realidad, los romanos conquistaron Japón, Rusia nunca fue comunista y Hitler nunca existió. Los estudiosos primero se van a reír, después van a decir “no es posible” y después van a querer pruebas… muchas pruebas.

Como decía Carlitos Sagan “Afirmaciones extraordinarias requieren pruebas extraordinarias”. Se va necesitar mucho para que esto sea aceptado. Muchas evidencias y que de alguna forma se llenen los huecos entre el 130 mil y el 15 mil antes de cristo. Una afirmación como esta, que retrasa en un, casi, 1000% la llegada del homínido a América y abre una serie de interrogantes que no solo están relacionados al impacto en la “rescritura de la historia”: Por ejemplo: ¿Puede ser un fraude? ¿Están bien hechos los estudios? ¿Cuántos yacimientos descartaron evidencias por pensar de que “no puede ser tan antiguo”?¿Que pruebas han dejado de hacer sobre restos arqueológicos por preconceptos?.

Fascinante…

¿Y si conquistamos América hace 100 mil años?

Subiendo al Jakob y bajando en el día

20161112_084119
Salida del Tambo

El sábado pasado fui al Jakob por pri
mera vez luego de 20 años. Lo tenía como destino predilecto durante mi adolescencia pero luego de irme a Bs As, y por más que retorné hace 5 años Bariloche, nunca volví a subir.

Influyó en mi reticencia para subir el hecho de que es una larga caminata y que lo ideal era pernoctar. Pero un amigo la semana pasada me propuso hacerlo en el día, y llegar hasta la laguna Los Témpanos, decidí intentarlo.

Esta crónica busca que sea referencia para próximas subidas mías y para e que esté interesado. Y si bien no es necesario tener un gran estado físico para completar el recorrido si es recomendable tener conciencia e ir mínimamente con un poco de preparación.

20161112_123409
Por ahí venimos

Partimos el sábado 12 de noviembre del Tambo a las 8:41. La caminata inicial es agradable y parece mucho a un paseo tranquilo de montaña, lo único llamativo es que a los pocos minutos uno se topa con una bajada importante que predice que, al volver, sufriremos ese tramo.

20161112_122438
Antes ese puente no estaba

Luego, tipo 9:10 aproximadamente, aparecieron algunas playitas muy lindas donde el que quiere puede pasar un día muy tranquilo de camping. Para las 10:20 estábamos llegando a lo que antes era el puente colgante y ahora es una sólida estructura de hierro y madera.

Paramos por 10 minutos (de reloj) y seguimos por un camino que bordea un valle y el río “Casa de Piedra” que lo atraviesa. Hay bastante agua en esta época por lo que cada tanto ven pequeños causes sobre el camino que permiten hidratarse con tranquilidad sin bajar al río.

Llegamos a la entrada del bosque a las 11:22. Si bien parece idiota la referencia estando en Bariloche, lo cierto es que en un punto se pasa de una vegetación baja y tupida a un bosque de grandes árboles en un instante. Ni bien pasan los primeros arboles hay un lugar donde, si uno quiere, puede parar un rato a descansar cómodamente.

Nosotros seguimos caminando y llegamos a las 11:50 a un pequeño cauce de agua (me imagino que más entrado el verano estará seco) que antecede por unos metros al comienzo del ascenso en pendiente. Yo le puse “base caracol” como referencia porque todavía no es un caracol pero la pendiente pasa a ser pronunciada.

Paramos nuevamente por 10 minutos (de reloj) y luego comenzamos a subir. A las 12:10 llegamos al caracol (hay un cartel que dice “Control de erosión” al comienzo). Este caracol es de tramos cortos y algo pronunciados. La verdad lo recordaba bastante más difícil y sufrido. Lo cierto es que subiendo lentamente y con tranquilidad llegamos al puente as las 12:25, y por ende, al final del caracol.

20161112_125401
The refugio

La última parte ya estaba bastante cansado muscularmente pero todavía con energías. Cruzando el puente se sube por la roca con algo de pendiente, y luego se toma el sendero de tierra (que todavía tenía algunos manchones de nieve) que nos lleva al refugio San Martin, al costadito de la laguna Jakob, a donde llegamos a las 12:55. Tardamos, entonces, 4 hs y 14 minutos en llegar al refugio.

Como la idea era llegar a la laguna, le avisamos al refugiero que seguíamos y que volveríamos después de comer. Salimos inmediatamente y al toque nos dimos cuenta que no iba a ser tan fácil. Empezamos con grandes manchones de resbaladizo barro y nieve, y cuando llegamos a la piedra pelada nos encontramos con mucho viento helado.

Seguimos un buen rato pero yo me quedé en la última parte (faltando unos 500 mts), cuando solo resta bajar a la laguna, ya que si no descansábamos al llegar abajo iba a quedar muy al límite de mis posibilidades para retornar. Un amigo avanzo para ver cómo estaba la laguna y volvió para decirme que estaba congelada y con nieve, y que no tenía sentido bajar. Eran las 13:30.

20161112_133348
Llegando a témpanos

Decidimos volver al refugio a comer. Llegamos a las 14:15 y paramos 15 minutos para comer (en realidad para que yo coma porque el resto había ido almorzado en el camino). A las 14:30 exacto comenzamos a bajar. Llegamos al puente a las 14:46 lo que supone un ahorro de 15 minutos con respecto a la subida (el 50% del tiempo menos). Hay que tener en cuenta que desde el caracol hasta el Tambo es difícil ahorrar tiempo ya que en general es un terreno con poca pendiente por lo que si uno quiere tardar menos, si o si, debe hacerlo en la parte que va desde el refugio hasta el caracol.

Si bien ya no tengo tanto sobrepeso todavía no tengo musculatura como para soportar mi peso y por eso durante la bajada del caracol me comenzaron a doler las rodillas bastante. Aminoré la marcha y traté de evitar los impactos. A las 15:06 estábamos en el final del caracol y a las 15:09 en lo que llamé “base caracol”. Subir nos había llevado 55 minutos y bajar nos llevó 40. Casi nada probablemente porque yo tuve que bajar despacio. Claramente los tiempos estos son para gente “apurada”, si uno no tiene entrenamiento o no sabe como le puede pegar el trayecto debería estimar unas 6 hs de asenso y otro tanto para bajar. En otras palabras conviene pernoctar a menos que sepas que vas a poder apretar el paso.

De ahí en más los tiempos fueron similares a la ida y a la vuelta. A las 15:38 estábamos en el final del bosque, y a las 16:30 en el puente donde volvimos a parar 10 minutos (nuevamente y como siempre, por reloj). Ahí me comenzaron a doler las plantas de los pies y se me hizo larga la caminata. A las 17:49 llegamos a la “subida” que había anticipado al inicio del post y finalmente a las 18:15, luego de 9 hs y 24 minutos (de los cuales solo 45 minutos son de descanso… por ahí sumarle otros 10 de paradas cortas distribuidas en todo el trayecto) llegamos al Tambo nuevamente. Tardamos en bajar 3 hs 45 minutos, casi el mismo tiempo que en subir.

Subiendo al Jakob y bajando en el día

Un Patriota es…

morenoDesde que tengo memoria leo el comentario de algunos “superados” que afirman de “idiota” que es ser patriota o defender una nación desde la palabra. El razonamiento es que, después de todo, en el planeta vivimos todos y deberíamos tener un balance donde lo principal es que el planeta este “equilibrado” (no me voy a meter en que quiere decir eso, pero bueno, es la idea) y nos queramos todos y todo ese bla bla muy Osho.

No es que difiera con ese pensamiento a nivel macro, de hecho creo que es una utopía alcanzable (calate el oxímoron) en algún momento, y creo que sería lo ideal para un mundo mejor. El problema es que quienes más lo defienden son los que más beneficios tienen de las divisiones territoriales (y por ende del patriotismo) y están en una posición cómoda donde es más fácil plantear estas cuestiones y difícil ver las consecuencias de una verdadera globalización con la idiosincrasia actual.

A que voy. El mundo financiero y económico está dividido por territorios y en cada uno hay leyes, normas y medidas que afectan a ciudadanos de ese país. Cuando se habla de que “no está bueno ser patriota” desde la postura de que “no debemos defender los intereses de las personas alcanzadas por las misma división territorial (y sus leyes) que la que vos tenés por opción o nacimiento” se entra en la falacia de que, en general, el que las defiende lo hace porque está en una posición de ventaja y critica sin perder, ni resignar, los beneficios que le tocaron.

Entonces, es difícil suprimir el patriotismo cuando la parte del mundo que podría eliminarla se encarga de marcar las diferencias que existen entre “su mundo” y “el del resto”. Me parece que es inocente, y hasta hipócrita en muchos casos, cuando escucho a varios mencionando la “idiotez” del patriotismo cuando la inexistencia de esa defensa terminaría por aceptar las obligaciones impuestas por extranjeros y no obtener los derechos y beneficios que gozan en otros territorios (tampoco me voy a meter en que algunos de esos beneficios y derechos son en realidad una mierda).

Es mentira que existan “ciudadanos del mundo”, existen ciudadanos de primera, de segunda o “el resto”. Viajar siendo occidental con cara europea es muchísimo más simple, económico y seguro que ser africano o estar “mezclado” con sangre aborigen latina.

Finalmente, hay un texto atribuido a “Chico” Buarque, ex ministro de educación de Brasil que termina así: “Como humanista, acepto defender la internacionalización del mundo; pero, mientras el mundo me trate como brasileño, lucharé para que la Amazonia, sea nuestra.

Les dejo estas tres citas y vean con cual se sienten más identificados:

Todo imbécil execrable, que no tiene en el mundo nada de que pueda enorgullecerse, se refugia en este último recurso, de vanagloriarse de la nación a que pertenece por casualidad.

– Arthur Schopenhauer

Nunca se tendrá un mundo tranquilo hasta que se extirpe el patriotismo en la raza humana.

– George Bernard Shaw

No reniego del patriotismo, pero primeramente soy un ser humano, y cuando ambas cosas son incompatibles, siempre le doy la razón al ser humano.

– Hermann Hesse

Un Patriota es…

El yacimiento de Argárico de la Almoloya en 3D

Lo que les traigo es un impresionante trabajo de Habitat Serea sobre el yacimiento de Argárico de la Almoloya.

Lo que vemos es la reconstrucción 3D generadas a partir de múltiples imágenes bajo la técnica de MDS que les permite, mediante fotografías aéreas tomadas por drones, reconstruir los ejes X, Y y Z.

Yacimiento Argárico de la Almoloya
by Habitat.Serea
on Sketchfab

Si se meten en este link verán que tienen otros trabajo que la verdad suman mucho a la visualización de la trazabilidad de la evolución de un yacimiento, o un campo, o una construcción.

El yacimiento de Argárico de la Almoloya en 3D

Esa crisis…

La llaman crisis migratoria, o crisis humanitaria. Aíslan el problema, como si fuera que “de repente” aparecieran millones de locos que se tiran al mar como movidos por una fuerza invisible. Se ignora que la culpa, la razón de estas muertes, el motivo de esta locura. Lo que ven es lo que le llega a sus costas (como resaca) de lo que se vive día a día más adentro, del otro lado del mar, lo que pasa día a día. Porqué creen que una familia va tomar la decisión de cruzar un mar en un bote que se sabe que no aguanta el peso de todos?? porque la promesa de zafar es mayor a la certidumbre de morir en una guerra que los supera y cuyos promotores, encima, son los mismos países que dicen “sufrir” una “crisis” migratoria.

Vi la foto del nene. De ese tres años muerto ahí. Esta perfecto que la publiquen, sufran, todos, sufran un segundo, por favor. Vean al camino que eligió el mundo.

Esa crisis…

Dos técnicas diferentes de pelear con espadas

Viajando por la web me topé con estos dos videos con técnicas muy diferentes de peleas con espadas. En el primero utilizan técnicas de lucha vikingas (recordemos que su apogeo fue llegando al primer milenio de nuestra era) y en el segundo utilizan técnicas de la alta edad media para la lucha (1700). Separan estas técnicas 700 años de luchas con espadas y si bien las técnicas deberían ser similares al parecer distan bastante.

Quizás, lo ignoro la verdad, la lucha vikinga buscaba ser mas intuitiva y la inglesa (del segundo video) era una lucha entre “educados caballeros” que raramente terminaba en muerte.

Dos técnicas diferentes de pelear con espadas

Un viejo mapa romano

MapaDesde el principio de los tiempos el ser humano tuvo la necesidad de volver a un lugar en particular por la razón que fuera. A veces era fácil volver y bastaba un poco de memoria, otras veces la memoria no alcanzaba. Las razones para volver podían ser poderosas, quizás se necesitaba volver todos los años para poder cazar, por ahí había fuentes de agua inagotables o eran refugio seguro en caso de problemas en casa.

Uno de los primeros mapas de los que tenemos conocimiento es uno hallado hace unos años en España y tiene uno 14 mil años de antigüedad. Desde ese momento y en adelante la representación de los mapas fue generalmente esquemática. No respetaban todas las proporciones, que hoy en día son tan comunes para nosotros, sino que buscaban brindar alguna información precisa.

Una de estas representaciones es la Tabula Peutingeriana y me llamó bastante la atención. Es un mapa romano con ciudades y caminos del imperio romano de fines siglo IV de nuestra era. Es un papiro de casi 7 metros de largo que, al igual que los mapas de papel de ahora, nadie esperaba desenrollarlo todo, alcanzaba con tener a la vista la sección donde ese estaba. El que llegó a nosotros fue copiado en el siglo XIII y se conservan 11 secciones de las 12 que tenia, la parte restante fue reconstruida en 1898.

Este mapa, seguramente utilizado por militares y comerciantes, les daba la información necesaria para saber que tenían delante en la calzada romana (llamada “cursus publicus”), cuanto faltaba y por donde se podía pasar. Los miliarios que estaban colocados al costado del camino les daban la posición actual y, en conjunto con el mapa, sabían a donde estaban y cuanto faltaba para llegar.

Lo maravilloso de este mapa es que nos da la oportunidad de ver los nombres de las ciudades de antaño que todavía persisten en nuestros días (más allá de Roma). En este sitio vemos la equivalencia de la Tabula Peutingeriana con los mapas Google Maps y ahí vemos a “Masilia Grecorvm” la actual Marsella o a “Avgvsta Tavrinorvm” la actual Torino bien marcadas en el mapa. Sumo a que el sitio da la oportunidad de que, marcando un origen y un destino, saber que ruta podíamos tomar hace 1600 años para llegar a nuestro destino y por donde pasaríamos.

Un viejo mapa romano

La sal, el salario y otro origen

salYo siempre fui un predicador de información que hoy detecto errónea. La inexperiencia, la falta de fuentes confiables (y la imposibilidad de distinguir de una fuente primaria de una que no lo es) hizo que en multitud de temas esté, al menos, no tan bien informado como pensaba. Sé que es inevitable y que, queramos o no, podemos estar terriblemente equivocados en algo de lo que estamos muy informados (solo nos faltó ese detalle que hace cambiar toda la historia).

En el caso de la historia humana es interesante notar que hasta hace un tiempo se tomaba a las fuentes clásicas como información confiable y fidedigna y hoy, gracias a dios, ya no se los toma al pie de la letra todo lo que “los antiguos” escribieron. Los autores clásico tuvieron siglos en donde no se les planteaba las contradicciones o las inconsistencias (en sentido figurado claro :P) y eso propicio multitud de errores, que un análisis más exhaustivo y un poco de arqueología desmintieron.

Todo se debe creo yo a que desde la caída del imperio romano en adelante el occidente tuvo un claro retroceso social y tecnológico haciendo pensar a los hombres del Medioevo que “los antiguos” sabían todo. Es lo mismo que pasa con los medioevos que viven hoy en día entre nosotros en donde se entronan supuestas sabidurías milenarias solo porque un tarado de hace 2000 años lo planteó en un escrito (lo peor es que casi todas estas sabidurías son concepciones modernas que se arrojan conocimientos milenarios).

Bueno, me fui de tema. El asunto es el tema de la palabra “salario”. Todos creíamos de que venía del pago que se les hacía a los soldados romanos. Lo cierto es que el pago se les hacía en metálico (monedas) y, si bien la sal era un bien muy valioso, no era un medio de pago aceptado regularmente. ¿Entonces, de donde viene?

Las fuentes clásicas aclaran que existía una costumbre de pagarle parte del salario en sal a los soldados romanos que cuidaban la “Vía Salaria” que iba desde las salitres de Ostia (el famoso puerto romano) hasta lo que hoy es San Benedetto del Tronto. De esta costumbre se suele decir que surge la palabra de “salario” para el pago de un trabajador.

El origen de esta vía romana se remonta hasta los principios de la misma Roma, y es posible que influyera en su fundación y es, porque no, también posible que el pago a estos soldados parte en sal sea la reminiscencia de una costumbre de un tiempo antiguo en donde realmente el salario era en sal.

soldadoromanoEl problema es que el pago a los soldados tenía un nombre… y no era “salarium” sino inicialmente “stipendium” y más adelante “solidum”. Nunca “salarium”. Lo que si pasó es que, durante mucho tiempo, a la aristocracia romana se le dio por darles un pago regular a sus esclavos. Este pago era inicialmente, adivinaron, en sal.

Luego con el tiempo se comenzó a aplicar este pago “salarium” a diversos oficios o empleados de manufacturas. El uso de la palabra, despectiva para la aristocracia, era aplicada con intencionalidad demostrando lo bajo y despreciable que era recibir dicho pago para un hombre libre. Cicerón de ufanaba que el tenia todo lo que necesitaba de sus esclavos… ser manufacturador de algo era ser lo mismo que un esclavo.

(Aclaro acá que existen multitudes de espacios donde mencionan a Cicerón hablando de la palabra “salarium” pero es una referencia que no encontré. Lo más exacto que vi fue una referencia a De officiis (I, 150) donde habla de lo vil de cobrar por trabajar, pero no utiliza la palabra en cuestión)

Luego, unos 200 años después de Cicerón, en “Historia Augusta”, se menciona también diversas profesiones que recibían su “salarium” (singular) o el “salaria” (plural) ya siendo una palabra bastante, al parecer, común para designar un sueldo de todos, menos para los soldados que reciben su pago en “solidum” (“militia semestri solidum te stipendium annuum accipere” = “el servicio militar de seis meses, recibirá el tributo anual”). De hecho la palabra soldado viene de una deformación de cómo se les pagaba.

¿Esto indica que la palabra “salario” no viene de donde pensamos en general? La verdad es imposible afirmarlo con certeza, pero todo esto parece indicar que estábamos en un error (yo, y los que creíamos saber de donde venia la palabra salario). Es importante notar que estamos atravesados por concepciones erróneas que, si bien aclararlas no ayuda en mucho, sirven para entender que podemos estar muy equivocados por mas informados que estemos.

La sal, el salario y otro origen